Artículo

May 25, 2023

No es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive, sino el que mejor se adapta al cambio.

Un ejemplo de cómo las cosas están cambiando es la forma en que las empresas se relacionan con sus trabajadores. Hoy en día muchas externalizan funciones departamentales a otras empresas o bien se centran en formar comunidades específicas para temas o proyectos concretos. Estas relaciones deben gestionarse y coordinarse con el resto de la organización para obtener los mejores resultados y primero dentro de la misma para aprovechar el talento interno. Como vemos en este ejemplo de situación, adaptarse a todo esto es un desafío realmente importante.

Nos guste o no, hay que adaptarse al cambio y aún así, no todas las personas estamos dispuestas a ello. Están quienes se adaptan fácilmente a los cambios y quienes directamente lo rechazan o quienes al menos, pese a no querer cambiar, saben que deben hacerlo. 

Para que uno pueda cambiar o adaptarse a un nuevo entorno debe mirarse a sí mismo y ver que debería cambiar en él. Para conseguirlo, lo más importante es dedicar tiempo y cambiar los hábitos del día a día. Debemos detectar cuáles son aquellas características de nosotros mismos que no nos gustan y deberemos establecer una visión y tomar acciones repetitivas hacía la corrección de la misma. Siempre podemos anticiparnos al cambio, tanto a nivel personal como laboral, pero eso sí, hay que salir de la zona de confort y no ponernos excusas. Como bien dijo una vez Charles Darwin, “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”. 

Hoy en día, las empresas necesitan equipos que puedan ajustarse y adelantarse a los cambios. Los líderes o gerentes que necesitamos son aquellos que tienen una visión amplia y pueden prever los cambios para manejarlos rápidamente y con eficacia en el mundo laboral tan complejo en el que vivimos. Por eso, adaptarse al cambio es un indicador clave del liderazgo profesional y es súper importante para un equipo de Recursos Humanos. Pero para que todo fluya mejor, es importante que primero se miren a sí mismos y evalúen sus habilidades. 

Para afrontar mejor nuevas y desconocidas circunstancias debemos adoptar un carácter más empático, mantener una mayor capacidad de comunicación equitativa con el resto y sobre todo, saber escuchar a los demás. Sabemos lo importante que es que el empleado reciba una valoración positiva respecto al cambio que afronta el y que a la vez impulsa a su entorno laboral a  experimentar y adaptarse a nuevos retos. En un entorno empresarial colaborativo no destaca el que más fuerza tenga, sino el que mayor tolerancia y paciencia muestre al resto y mayor autocontrol gestione ante un cambio o una adversidad. 

Adaptarse a un nuevo entorno es una habilidad muy importante en una empresa ya que te da flexibilidad a ti mismo y a un equipo gracias a la capacidad de ajustar tu forma de actuar para lograr metas o resolver problemas juntos. La clave del futuro en las empresas son y serán las personas y el enfocarse en las personas. Los empleados que tienen la habilidad de adaptarse antes aprenderán cosas nuevas y conocerán mejor el funcionamiento de los nuevos equipos de trabajo. Suelen ser más flexibles y están abiertos a aprender y considerar diferentes opiniones y formas de hacer las cosas. 

En Gaddex consideramos que para adaptarse a las nuevas circunstancias en la oficina, ya sea nuevos grupos de trabajo, cambio de departamento, nuevos modelos de negocio o estrategias comerciales a implementar, debes diseñar nuevos hábitos que te vayan bien a ti especialmente. No siempre tienes que eliminar los antiguos y romper con todo de raíz. El truco está en no tener miedo, uno se puede equivocar, y hay que tomar ese fracaso como una oportunidad de aprender y de seguir mejorando ese camino por el que un día decidiste hacer algo diferente. Decidiste cambiar.

El más apto no es el más fuerte, ni el más inteligente, sino el que más colabora y se adapta más rápidamente a las nuevas condiciones que se le han impuesto en la vida, laboral o personal.  


Fuentes:

Welcome! (2001). Faith Alive Christian Resources. 

Equipo De Recursos Humanos. dehr@dehr-recursoshumanos.com.ar

Díaz, T. (2018, June 29). La adaptación al cambio, elemento crucial en los recursos humanos. elEconomista. 

https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9241347/06/18/La-adaptacion-al-cambio-elemento-crucial-en-los-recursos-humanos.html

Iglesias, R. (2013). Psicología Motivacional.

http://psicologiamotivacional.com/el-origen-de-la-adaptacion-al-cambio/